Síguenos

Citroën C-Élysée

Este es el primo del Peugeot 301 que estaba por desvelar, y se llama Citroën C-Élysée (no es un nombre nuevo, se ha usado en China). Se trata de una berlina compacta tricuerpo, tipo sedán, destinada a mercados emergentes sin olvidarse nuestro país. Llegará a España a principios de 2013, y por cierto, se fabricará en Vigo.

No se trata de un C4 Sedán, que por cierto, es un modelo para olvidar. Es un diseño “desde cero”. Mide 4,43 metros de largo, 1,71 metros de ancho y 1,47 metros de alto. La batalla es según Citroën la más larga del segmento, con 2,65 metros. Los equivalentes VAG, el SEAT Toledo y el Skoda Rapid, son más largos pero con un poco menos de batalla (hablo de pocos centímetros).

Comparte con su primo Peugeot la capacidad del maletero, 506 litros VDA, aunque no tendrá obviamente formas muy regulares al ser un sedán. De idéntica forma al 301, se ha diseñado para soportar las condiciones de utilización más duras, desde el desierto del Magreb hasta la estepa rusa, y aseguran haberlo probado durante 4 millones de kilómetros.

Citroën C-Élysée

Un coche de acuerdo a la realidad del país

Las matriculaciones en España están como a principios de los 90, y los directivos se van dando cuenta de que hacen falta más coches con filosofía de los 90: motores suficientes, acabados dignos y primeras matrículas nuevecitas. Por lo tanto el C4 Élysée, pese a lo rimbombante de su nombre, es un sedán accesible.

El escalón de acceso es el 1.2 VTi (72 CV), que reemplaza al viejo 1.4i consumiendo un 22% menos. Homologará unos 5 l/100 km de gasolina, por lo que no pagará el impuesto de matriculación. Se podrá combinar con cinco relaciones manuales o un CMP (manual pilotado).

Por encima está el 1.6 VTi (115 CV), con cambio manual o automático, pero no hay datos en el dossier sobre él. La gama se completa con el que venderán como churros, el 1.6 HDi (92 CV), un turbodiesel con turbina de geometría fija, consumo aquilatado —4,1 l/100 km— y 6 millones de unidades fabricadas.

Citroën C-Élysée

No tenemos datos sobre prestaciones, aunque el comunicado habla de una dirección asistida eléctrica “muy informativa y precisa”, así como de “un magnífico comportamiento”. Tampoco van a decir lo contrario aunque sea verdad —Citroën y cualquier marca, por aplastante lógica— pero está claro que no será un deportivo.

Como suele ocurrir en este segmento y en general en coches franceses, lo que más prima es el confort, característica destacada en el dossier. También hereda el carácter Chuck Norris duro de la C-15, está hecho para durar y para que lo machaquen en los terruños de las áreas rurales, lleva protecciones adicionales.

También ha sido hecho para durar, aseguran que será económico de mantener y que las piezas tienen un mantenimiento alargado, materiales duraderos, etc. Saben a qué tipo de cliente va este coche: a quien se lo compra hasta que se cae a pedazos al cabo de los años. Sustituirá a más de un viejo ZX.

Citroën C-Élysée

Equipamiento y precios del Citroën C-Elysée

Citroën no nos ha dado una sola imagen del interior, pero sabemos cómo es el 301, no debería cambiar mucho (ver detalle). No se mojan mucho sobre lo que vendrá de serie o no porque eso depende del mercado, pero en España, considerando la competencia, debería ofrecer una dotación más que aceptable sin subirse a la parra en precios.

Entre lo que tiene y puede tener, está la radio-CD con MP3, teléfono manos libres con Bluetooth, aire acondicionado con climatizador, embellecedores cromados (exteriores e interiores), navegador semi-integrado, regulador y limitador de velocidad, sensores de ayuda al aparcamiento traseros…

En cuanto a precios, con el motor gasolina de 72 CV y el equipamiento básico arranca en 13.650 euros. Desde noviembre de 2012 se aceptan pedidos para el mercado español.

Ver galeria completa » Citroën C-Élysée (23 fotos)

En Motorpasión | Citroën C-Elysée, equipamiento y precios para España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios