Sigue a Motorpasión

Game Car

Los juegos de coches llevan años evolucionando en muchos aspectos, sobre todo en el visual. Realmente a nivel de control estamos, como aquel que dice, estancados. Y mantenemos una serie de costumbres y usos que no varían con el tiempo y que los diseñadores de videojuegos respetan.

Quizá es que un juego de coches, uno con espíritu de simulador real, sólo se disfruta al 100% sentados con un volante de los buenos delante y dejándonos llevar. Los que lo habéis probado sabéis de qué hablo. El mando permite que lo juguemos, un volante hace las delicias de los que de verdad aman el género. Pero, siempre contando con un buen volante, ¿qué nos falta para realmente vivir la acción desde dentro? ¿qué necesitamos para mejorar la inmersión y creer que estamos viviendo una carrera al límite?

Sony y su apuesta por el 3D

Gt5

Sony empezó a librar una batalla que parece haber dado ya por perdida o, como mínimo, ha decidido olvidarse de ella. Los televisores 3D. Esos que iban a revolucionarlo todo, que nos iban a mostrar imágenes con profundidad y que a cambio sólo pedían que nos colocásemos unas gafas un tanto incómodas. Iban a ser la leche y a día de hoy ya no son nada.

Que sí, que algunos televisores siguen teniendo la función de serie pero realmente, ¿quién juega siempre con el 3D activado? Da dolor de cabeza, los efectos muchas veces no están bien conseguidos y lo que es peor: no mejora radicalmente la experiencia visual.

PlaySeat Monitores Quizá no sea la mejor manera de sentirte “dentro”

Recuerdo la presentación de ‘Gran Turismo 5’ y como montaron unas cabinas de juego con tres televisores 3D. Uno frontal y dos a los lados. Un “playseat” y un volante. Sí, la experiencia era increíble pero… ¿tres televisores de 40 pulgadas 3D para sentir la inmersión en un juego de coches? Lo peor es que una vez puestos tampoco era para tanto. Quizá el camino a seguir no era ese.

Oculus Rift y la promesa de cambiarlo todo

Oculus Rift

Estar dentro de la acción en primera persona, sentarte en la cabina de tu coche y sentirte realmente dentro de algo, rodeado por un escenario, por los mandos, por los cristales, por el humo… ¿podemos llegar a algo así? Quizá sí, gracias a Oculus Rift.

Se trata de un casco de realidad virtual, el más avanzado que existe y que ya ha recibido la bendición de los grandes de la industria. John Carmack (padre de ‘Doom’, ‘Quake’, ‘Rage’ y tantos otros) alucinó al probarlo y lo definió como la experiencia VR más bestia que el ser humano había desarrollado jamás. Gabe Newell (Valve), Cliff Bleszinsky (Epic), Nolan Bushnell (Atari) se han pronunciado en la misma dirección: es el futuro.

Oculus

El concepto es sencillo y sobre todo funciona con juegos en primera persona en los que nos situamos dentro de una cabina. Sí, en los juegos de coches debe de ser algo fascinante. Un casco que presenta un ángulo de visión horizontal de más de 110 grados, que incorpora giroscopios que se encargan de seguir el movimiento de nuestra cabeza para que la imagen se adapte y que, además, es totalmente 3D para que esas imágenes lleguen con profundidad.

Dicho de otro modo: estaremos dentro de la cabina del coche que conduzcamos, podremos mirar alrededor nuestro y todo será 3D con profundidad. Se lo que estaréis pensando, debe de ser una pasada, algo que de verdad nos meta dentro de una carrera pero pinta a ciencia ficción. No tanto.

Es un proyecto financiado en parte por la comunidad gracias a Kickstarter y ya se están enviando las primeras unidades SDK a estudios de desarrollo de videojuegos para que empiecen a preparar experiencias 3D y juegos adaptados. El producto final se espera para el mes que viene (está por ver si consiguen comercializarlo dentro de tan poco) y a un precio de 300 dólares.

Son muchas incógnitas las que desprende el dispositivo. Particularmente todavía no se a ciencia cierta si funciona, si será un proyecto que el paso del tiempo entierra como tantos otros, si tiene visos de ser un éxito comercial o si acabará siendo igual de “útil” que Kinect. ¿Qué ocurre con la compatibilidad de hardware y software? ¿qué videojuegos que se van a adaptar a él? ¿cómo afectará a la visión a largo plazo? ¿arderán nuestros ojos tras un par de horas jugando?… sí, son dudas que se irán resolviendo con el paso del tiempo pero no me digáis que no os ha dejado intrigados.

OR

Una carrera al límite en ‘Forza’, ‘Gran Turismo’, ‘Project CARS’ o ‘Need for Speed’, ahora imaginad estar dentro de la cabina del coche viviéndolo todo, pudiendo girar la cabeza y ver por la ventana izquierda como nos intenta adelantar ese salvaje al que hemos dejado tirado en la última curva, mirar al techo, ver los rayos de sol que se filtran por el dañado panel solar y pensar que no, que no vamos a permitir que nos adelante…¿nos apuntamos a ese futuro para los juegos de coches?

Más en VidaExtra | Los kits de desarrollo de Oculus Rift ya están en camino, Sony presenta sus gafas de proyección 3D. ¿El regreso de Virtual Boy?, Oculus Rift, el dispositivo de realidad virtual que se ha ganado a algunas de las grandes mentes del sector llega a Kickstarter, Es el futuro de los videojuegos pero nunca había estado tan cerca

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios