Sigue a Motorpasión

Need for Speed: The Run

La tecnología que soporta tu videojuego es una decisión de las más importantes que se deben tomar. Si tienes motor propio, si vas a recurrir a uno licenciado y cómo se adapta cualquiera de las dos opciones a la historia que quieres contar o a los requisitos jugables que tienes en mente.

En su momento ya lo hablamos pero el motor gráfico de un juego de coches suele estar pensado específicamente para él y no ser adaptable a otros géneros. Gran Turismo 5 y Forza Motorsport 4 son grandes ejemplos de juegos que utilizan una tecnología exclusiva y casi única para él género por culpa del elevado grado de simulación que llevan de serie.

En Need for Speed: The Run se decidió desde el principio que usarían el motor gráfico de ‘Battlefield 3’, el Frostbite 2. Conocidísimo por su impresionante capacidad para mostrar gráficos espectaculares, efectos especiales y gestionar tanto vehículos (en los ‘Battlefield’ conducimos tanques y diversos vehículos militares) como personajes. Una decisión así, ¿afecta a la calidad del título?

Sí y no. Hasta entonces los Need for Speed se habían desarrollado con motores gráficos propios y diseñados para videojuegos de coches específicamente. Ahora se apuesta por un motor multiusos por una razón. El juego, Need for Speed: The Run, va a ser el más cinematográfico de toda la saga y nos va a permitir incluso salir del coche y controlar al personaje. Como vivir una película de Hollywood y claro, ante un reto así se necesitan las capacidades de algo como Frostbite 2.

“Estuvimos barajando muchas opciones. ¿Cómo mejoramos el engine que tenemos? ¿Tenemos tecnología de third parties por ahí?”
“Y cuando supimos exactamente el tipo de juego que queríamos hacer, que sería una especie de experiencia cinemática y utilizaría una narrativa muy al estilo Hollywood, miramos a Frostbite y pensamos: es interno, podemos trabajar codo a codo con el equipo de desarrollo. Es la decisión adecuada. Nos permite tener a personajes en el juego que se comportan de un modo creíble y con un detalle bestial… además de mundos impresionantes y coches que quitan el aliento.”
“Desarrollamos Frostbite 2 casi de manera conjunta y sí, existió muchísima colaboración y trabajo con los chicos de DICE para sacar cosas como nuestra herramienta de carreteras. Es nuestra herramienta interna que nos permite construir circuitos de manera muy rápida.”

Si la decisión fue o no fue correcta podremos valorarlo cuando salga el juego a la venta el mes que viene. De momento tenemos una demo disponible pero, como siempre pasa con las demos, me temo que puede no ser demasiado representativa del resultado final.

Y por cierto, gracias a la potencia de Frostbite 2 es de esperar que los dos ojazos de Christina Hendricks luzcan mejor que nunca, ¿no?

Vía | VidaExtra
Más en VidaExtra | Christina Hendricks, la voluptuosa pelirroja de Mad Men, se pasa a ‘Need for Speed: The Run’, ‘Need for Speed: The Run’, nuevo tráiler con escenas del juego en tiempo real

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios