Sigue a Motorpasión

BMW M6 Cabrio

Vamos poco a poco llegando al final de éste repaso de los 40 años de historia de BMW M. Hemos repasado sus inicios y la historia del BMW M5, hemos repasado la evolución de los desaparecidos Z firmados por M y por supuesto ha ocupado un espacio preferente el que sin duda es el BMW M más conocido de todos los tiempos, el BMW M3.

Pero no podíamos acabar este especial sin hacer una mención a muchos otros coches que, sin haber conseguido el nivel de prestigio de los anteriores, también han salido de las artesanales líneas de producción de BMW M GmbH.

Hablamos de coches como el BMW M6 en sus versiones Coupé y Cabrio, los X5 y X6 M o el BMW Serie 1 M Coupé entre otros. Además el futuro de BMW M con la llegada de las versiones diesel y los paquetes de deportivos M Performance hacen que los BMW M estén más al alcance de la mano de los mundanos y se vislumbre un futuro esperanzador para ellos.

BMW M6 Coupé

Al principio de este repaso de la historia de BMW M, hablamos de un modelo muy especial que es sin duda uno de los M más laureados, a pesar de que su nombre no era BMW M6. Hablamos del BMW M635i, el coche que sirvió de inspiración para el lanzamiento en el año 2004 el BMW M6 con motor de diez cilíndros en V.

El hermano más deportivo del todopoderoso BMW M5 enamoró a muchos con su línea deportiva y elegente llevada al máximo extremo. Primero en versión Coupé y luego en Cabrio, el BMW M6 con sus 507 caballos de potencia era capaz de poner en aprietos a los grandes GT deportivos de comienzos de siglo.

Es sin duda uno de los coches que más he disfrutado conduciendo para Motorpasión, tal y como podéis suponer después de echar un vistazo a la completa galería de fotos que hicimos derrapando con él en el Circuito de Bercimuel, en Segovia durante la prueba (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4).

BMW M6 Coupé y BMW M6 Cabrio

El BMW M6 convenció a muchos, y por suerte este mismo año la marca alemana ha anunciado que el BMW M6 de segunda generación llegará a nuestras calles con ganas de arrancar el asfalto con su potencia. Las primeras unidades en versión Cabrio ya están llegando a los concesionarios, con su espectacular motor V8 Twin Turbo de 560 caballos deseando comenzar a rugir.

En breve llegarán también las unidades con carrocería Coupé, y será sin duda uno de los protagonistas de nuestras próximas pruebas. Lo vi en el Salón de Ginebra y os puedo garantizar que en persona es un coche capaz de hacer sombra a otros grandes deportivos que por allí lucían.

Cuando la M llega a los Mastodontes

En el año 2009 podemos decir que tuvo lugar un punto de inflexión en la historia de BMW M. Fue entonces cuando la marca alemana anunció el lanzamiento al mercado de los BMW X5 y X6 M, la primera vez que un vehículo M equipaba tracción total y lo más preocupante, la primera vez que la letra M se plasmaba oficialmente sobre un todoterreno o SUV.

BMW X6 M

Los más puristas de BMW M se echaron las manos a la cabeza al conocer los detalles de estos todoterrenos deportivos. Eran los BMW M más potentes de la historia gracias al motor V8 4.4 biturbo de 555 CV que escondían bajo el capó, pero no eran modelos fieles a la filosofía con la que nació esta división de coches deportivos en 1972.

El sistema de tracción total xDrive sobre el papel parecía el antídoto perfecto para vencer la adicción a la tracción trasera que siempre había sido uno de los puntos clave en el ADN de la marca alemana. Sea como fuere, los BMW X5 y X6 M llegaron al mercado, en unos triunfaron más que en otros y todo parece indicar que habrá más ediciones de ambos.

Nosotros pudimos probar el X6 M (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4), que nos impresionó con su 0 a 100 en 4,7 segundos y la velocidad máxima ampliable a 275 km/h con el kit llamado “M Driver´s package”.

BMW Serie 1 M Coupé

El BMW Serie 1 M Coupé, así deben ser todos

El soplo de aire fresco para los puristas de BMW M, después del susto que se habían llevado tras el lanzamiento de los X5 y X6 M no tardó en llegar. A finales de 2010 se hizo oficial el lanzamiento del BMW Serie 1 M Coupé.

Sobre la base del pequeño Serie 1 Coupé, se montó el motor de tres litros twin turbo que ya llevaba el 135i, pero debidamente vitaminado hasta los 340 caballos. La carrocería por su parte se sometió a un intensivo de musculación, y el resultado no puede ser más deportivo, llamativo y agresivo.

Es sin duda uno de los BMW M más divertidos de la historia, y lo que es más importante, un coche creado para acercar los M al gran público gracias a un precio que bajaba de los 60.000 euros. Le di un 9 sobre 10 en la prueba, y en el vídeo podéis recordar que es lo que más me gustó de él.

Tuve también la suerte de conducirlo durante una semana para hacer una prueba en Motorpasión (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4) y a pesar de que el color naranja de la carrocería no favorecía nada a la unidad de pruebas, tengo que decir que he guardado un trocito de mi corazón para él. Es uno de los coches que no descarto comprarme de segunda mano cuando baje de precio. Un coche para disfrutar toda la vida.

Los M del futuro

Poco a poco hemos hecho un pequeño repaso a los modelos más destacados de la historia de BMW M. 40 años de historia dan para mucho más. Hemos dejado en el tintero historias como los éxitos de BMW en la Fórmula 1 dónde BMW M tuvo mucho que ver, proyectos como el BMW X5 Le Mans o la colaboración con McLaren en la creción del McLaren F1 que equipaba un motor BMW V12.

Lo hemos hecho a propósito porque estamos seguros de que estos 40 años de historia, son solo el principio de algo que seguirá vivo mientras siga habiendo gente en las marcas de coches que sigan apostando por esos proyectos “locos” y arriesgados que en ocasiones sobre el papel tienen poca viabilidad. Los números no siempre salen, pero no todo en esta vida son números. Yo soy de letras y la M es una de mis favoritas.

BMW Concept M135i

Tendremos otros 40 años por delante para hablar de los M que se nos quedaron en el tintero y de los muchos que llegarán en los próximos años. Por lo de pronto, habrá modelos firmados por BMW M Performance con motores diesel, así que tal vez el próximo M que probemos beba gasóleo. Lo único que esperamos es que sea como fuere, siga emocionando como lo hacía en 1978 el BMW M1 que dio origen a esta gran familia.

Ver galería completa » BMW X6 M (prueba) (41 fotos)

Ver galería completa » BMW M6 Cabrio (prueba) (68 fotos)

Ver galería completa » BMW Serie 1 M Coupé (Prueba) (60 fotos)

En Motorpasión | BMW M cumple 40 años: los inicios y la historia del BMW M5; la historia del BMW M3; la historia de los Z3 y Z4 M

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios