Sigue a Motorpasión

BMW Concept ActiveE

BMW ha presentado en el Salón de Detroit un interesante prototipo, es el primer coche de la marca que tiene propulsión totalmente eléctrica. El BMW Concept ActiveE está basado en el BMW Serie 1 Coupé y es un vehículo con baterías eléctricas, no tiene una pila de combustible.

El concept es el primer paso, antes de 2015 estará en la calle un BMW totalmente eléctrico. Ya hay una flota de 600 Mini E dando vueltas por ciudades norteamericanas y europeas, y de este BMW habrá una flota de prueba aún más grande cuyo número no se ha precisado. El objetivo, obtener experiencia de utilización real.

En el grupo BMW encontramos otras iniciativas de propulsión eléctrica total o parcial. Su primo Mini E ya está evaluándose, y este año estarán sobre las carreteras sus primeros coches híbridos, los BMW ActiveHybrid 7 y BMW X6 ActiveHybrid. Una marca como ésta no puede quedarse fuera.

La premisa de su diseño es proporcionar una conducción típicamente BMW pero con motor eléctrico. Los datos son teóricos, ya que este prototipo parece no rodar todavía. Tal y como está planteado, es una alternativa al 120i ó 120d, pues tiene una potencia de 170 CV. Veamos todos sus entresijos con detalle.

BMW Concept ActiveE

El Concept ActiveE por dentro

No tiene un motor de combustión ni depósito de combustible, ese espacio se ha aprovechado. En el vano delantero están baterías, también las tiene en hueco del depósito de petróleo líquido. El motor eléctrico síncrono está integrado en el eje trasero, aunque resta un poco de espacio del maletero.

Carece de cambio de marchas. Eroga 170 CV y 250 Nm de par máximo, comparativamente, da más par que el 120i (210 Nm) pero menos que el 120d (350 Nm). No es mejor prestacionalmente, ya que pesa 1.800 kg, es decir, 350 kg más que el 120d y 425 kg más que el 120i. Es un primer prototipo, dadle tiempo a mejorar.

Mientras que los 120i y 120d superan los 220 km/h, el Concept ActiveE está limitado a 145 km/h para que las baterías no se agoten a velocidad absurda. El 120d hace el 0-100 en 7,6 segundos, el 120i en 7,8 segundos y el Concept ActiveE necesita 9 segundos. Son prestaciones muy correctas para todos los días.

BMW Concept ActiveE

Tiene baterías de ión-litio desarrolladas con SB LiMotive (Bosch y Samsung SDI). Como máximo tiene una autonomía de 240 km (ciclo FTP72 USA), pero utilizando los sistemas secundarios y en tráfico urbano se calcula que hace 160 km efectivos. La frenada regenerativa puede aumentar la autonomía hasta un 20%.

El peso está perfectamente repartido entre ejes, como suele hacer BMW. Pesa mucho, cierto, pero a día de hoy si quieres autonomía “elevada” hay que meter más peso en baterías, la tecnología tiene que evolucionar aún para ser una solución más de uso diario sin rozar la cifra de báscula de un BMW Serie 7.

Se puede saber cuánta autonomía dispone de tres formas: indicador analógico del tablero de instrumentos (en porcentaje) o mediante el display en kilómetros y en tiempo. El “tacómetro” está tarado en potencia/100, una medida más intuitiva que las RPM. El velocímetro tiene un color diferente que el del potenciómetro.

BMW Concept ActiveE

Detalles estéticos y prácticos

Por dentro no tiene niguna merma espacial, es un cuatro plazas igualmente “espacioso” que el BMW Serie 1 Coupé. Lo que sí se merma es el maletero, que pasa de 370 a 200 litros útiles. Aquí encontramos algunos detalles, como los marcos de las puertas, inserción en el salpicadero, tacómetro, etc.

Exteriormente es más fácil diferenciarlo. Tiene ruedas enormes (18”), como cualquier concept, pese a que es un ataque a la eficiencia. Está pintado en el color exclusivo Liquidwhite metallic y tiene pegatinas que le identifican como coche eléctrico y de paso le dan un aspecto muy Tron.

Lógicamente no tiene tubo de escape, pues no produce emisiones locales. Quitando todo lo dicho, no se diferencia nada de cualquier BMW Serie 1 Coupé. Si levantamos la tapa del depósito de combustible, encontraremos el enchufe donde hay que pinchar el cable especial para recargarlo.

BMW Concept ActiveE

Integración con el teléfono móvil

Puede recargarse en multitud de puntos, independientemente de su amperaje, la conversión la realiza el propio coche. Con una toma de 50A puede estar recargado en sólo tres horas, pero en casa necesita más tiempo. Mediante conexiones telemáticas es posible saber cómo va la carga mediante un teléfono móvil.

Dispone de un sistema de climatización estacionario. Sólo si las baterías están llenas y está enchufado, es posible programar a distancia el encendido del aire acondicionado o la calefacción, así no pierde autonomía por ello. También se puede ordenar mediante el móvil (de última generación).

Es fácil planificar la autonomía que podemos “tirar” fuera de nuestros desplazamientos habituales con la integración del navegador. Nos avisará si pretendemos ir más allá del rango útil del coche o de si hay estaciones de recarga cerca, así como la potencia de suministro para saber el tiempo de recarga.

Ver galería completa » BMW Concept ActiveE (35 fotos)

En Motorpasión | El BMW Serie 1 Coupé en profundidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios