Sigue a

Audi RS5

Entre el aluvión de novedades que el Grupo VAG está presentado en el Salón de Fráncfort, uno de los “lavados de cara” más esperados es la renovación de la gama A5 y S5. Pero por sorpresa hacen llegar también un lavado de cara para el Audi RS5, el modelo más deportivo de la gama A5 que probamos a comienzos de año (Audi RS5, prueba: exterior e interior; conducción y dinámica; equipamiento y seguridad; valoración y ficha técnica).

Los cambios no son muy grandes, básicamente se reducen a un lavado de cara para estar al día con el resto de la gama. Lo más llamativo, está en el frontal, dónde la parrilla clásica de Audi es ahora un poco más puntiaguda, con algún ángulo más que en el anterior RS5.

Dicha parrilla tiene ahora un color más oscuro que en el modelo anterior, y está recubierta por un borde de color aluminio mate. En combinación con las nuevas ópticas, el Audi RS5 tiene ahora un aspecto más musculoso visto desde delante. La trasera apenas cambia, sigue teniendo la doble salida de escape ovalada y las ópticas cambian un poco el orden de las luces, que son de leds.

Audi RS5

Sigue manteniendo el mismo motor 4.2 FSI V8 que entrega 450 caballos a 8.250 RPM y un par máximo de 430 Nm entre 4.000 y 6.000 RPM.

Combinado con el cambio S-Tronic de siete velocidades, el nuevo Audi RS5 es capaz de acelerar de 0 a los 100 km/h en 4,6 segundos, la velocidad punta fijada por Audi para el modelo de serie es de 250 km/h, aunque en opción se puede pedir con algo más de margen para que no corte hasta los 280 km/h.

Así pues, el que nació para convertirse en el A5 más potente y radical de la historia, recibe ahora una puesta al día que seguramente no haga ninguna gracia a los que se lo compraron cuando salió al mercado hace poco más de un año, pero que seguro animará a muchos indecisos a decantarse por él.

En Motorpasión | Audi lleva a Fráncfort un póquer de aSes: S6, S6 Avant, S7 Sportback y S8

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios