Sigue a

Audi RS5

Audi no ha tardado en reaccionar a la filtración de las imágenes de su nuevo juguete y ha hecho pública la información oficial. El Audi RS5 se presentará en el Salón de Ginebra y saldrá a la venta en primavera por 77.700 euros (Alemania). No va a dejar a nadie indiferente.

El Audi RS5 está propulsado por una evolución del 4.2 V8 FSI que utiliza el Audi R8. Es un atmosférico de alto régimen de giro, entrega 450 CV a 8.250 RPM, con un par máximo de 430 Nm disponible entre 4.000 y 6.000 RPM. Como pesa 1.725 kg exhibe una relación peso/potencia de 3,83 kg/CV.

Aunque pueda parecer muy pesado, alcanza 100 km/h en 4,6 segundos y una punta de 250 km/h. Al que le parezca poco, puede deslimitarlo y ponerlo a 280 km/h en Autobahn (no en la M-30, anda). La tracción total y el cambio automático vienen de serie, entre otras muchas cosas que paso a contaros.

Audi RS5 Motor 4.2 V8 FSI 450 CV

Detalles mecánicos del Audi RS5

El motor tiene una cilindrada de 4.163 cc. Alimentado por inyección common-rail, los inyectores reciben la gasolina a una presión de 120 bares y la introducen directamente en los cilindros. Los cuatro árboles de levas permiten alzado variable, tanto en la admisión como en el escape, permitiendo al motor respirar mejor.

El sonido de este V8 tiene que ser de alucine, sólo hay que considerar lo bien que va la versión “básica” con inyección indirecta de este bloque en el viejo Audi S4. Hasta el consumo suena bien, 10,8 l/100 km no es nada exagerado pensando lo que pesa y lo que zumba corre mueve las agujas del tablero de instrumentos.

De hecho, el Audi R8 en conducción eficiente está en 10 l/100 km, así que la reducción es muy notable. Me columpié con mi pronóstico, el cambio de marchas también es deportivo, un S tronic de siete velocidades y dos embragues, que permiten cambiar de marcha casi sin interrupción y disfrutar responsablemente de la curva de par.

Audi RS5 lateral

El coche está coordinado con el Audi Drive Select, que permite al conductor cuatro programas de conducción: Auto, Dynamic, Comfort y personalizado (sólo con MMI). Dispone de un control de aceleración (o Launch Control) para salir echando leches con el mínimo patinaje de las ruedas y pegar las canas al reposacabezas.

Los programas del Audi Drive Select permiten variar el comportamiento de la dirección asistida Servotronic, caja de cambios, diferencial deportivo, motor y el sistema de escape. Es decir, en modo Dynamic el sonido del coche se vuelve más intenso para alcanzar antes el orgasmo.

Como no podía ser de otra forma en Audi, la tracción es total mediante el sistema quattro, pero evolucionado, no usa Torsen. Tiene un diferencial central de corona que distribuye el par a los ejes mediante un reparto 40:60 (predominante propulsión) y que puede variar a un 70% delante y un 85% detrás.

Audi RS5 lateral y trasera

Las cuatro ruedas tienen una distribución electrónica del par. Cuando una rueda patina, se procede a decelerarla para que la rueda opuesta que mejor agarra reciba más fuerza del motor. Esto sucede cuando el coche se lleva al límite de sus posibilidades. Opcionalmente puede tener un diferencial trasero deportivo que mejora esto más aún.

Para mantener tanta potencia controlada, el Audi RS5 recurre a discos ventilados de gran diámetro, 365 mm en el eje delantero. Las pinzas son de color negro con el logotipo RS y muerden unos discos de aluminio. Los más quemaos pueden pedir para el eje delantero unos frenos carbono-cerámicos de 380 mm.

El control de estabilidad puede desactivarse por completo, pero tiene un tarado deportivo que permite cierto descontrol de forma controlada. Se apoya en cuatro ruedas 275/30 R20 como máximo (opción), las de serie son 265/35 R19 y permiten moverse con cadenas. La suspensión es diferente y 20 mm más baja que un A5 Coupé.

Audi RS5 trasera

Estética exterior e interior del Audi RS5

Salta a la vista, pero tiene una parrilla identificativa sin franja horizontal, tomas de aire más grandes para motor y frenos, paragolpes, taloneras, difusor trasero, luces de xenón con LED diurnos, doble salida de escape ovalada, espejos exteriores en acabado aluminio mate, llantas exclusivas…

… y un alerón que pasó desapercibido en las primeras imágenes. Se despliega automáticamente a 120 km/h para aumentar la estabilidad, aplicando una fuerza descendente, y se pliega a 80 km/h. También se puede accionar por un botón para delirio de las chavalas… o los chavales. Otros modelos Audi tienen este alerón.

Por dentro descubrimos los asientos de serie, de corte deportivo y acabados en cuero/Alcántara. Opcionalmente puede tener unos asientos báquet o asientos de confort climatizados. El interior es fundamentalmente negro con decoraciones en fibra de carbono. Otras piezas, como los pedales, son de aluminio.

Audi RS5 interior

Al encender el coche, las agujas hacen todo su recorrido para saludarnos, y si tiene el MMI opcional, también saluda por ahí. Para la conducción en circuito dispone de un cronómetro para marcar tiempos y un testigo de la temperatura del aceite para comprobar si llevamos el coche a sus límites térmicos.

Bajo petición del cliente se podrá tener una decoración con piezas en acabado acero inoxidable oscuro, tapicería de cuero especial, más inserciones de carbono, etc. Respecto al equipamiento, no sabemos todo lo que tiene, pero sabemos que cualquier cosa que se salga de eso costará lo suyo… pero eso es lo de menos en un coche así.

¿Cuánto gastará en conducción eficiente? No seré yo el que responda a esa pregunta.

Ver galería completa » Audi RS5 (21 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios